Sábado, 05 de junio de 2010


¡ATENCIÓN!

TENGAN CUIDADO AMIGOS

Anda circulando ya una novela de horror de Hermen Polanski en la cual habla de un niño y una mujer que tuveron pacto con el demonio. La novela se llama Cristina y es de una mujer que hizo un pacto con el demonio para ser más joven, pero el demonio se las cobró nuevamente y convirtió a la mujer en la más horrorífica criatura. El autor de esta novela es Hermen Polanski, un un joven Inglés que luego de escribirla se quedó completamente loco.

¡TENGAN CUIDADO, LEERLA ES MUY PELIGROSO!

Una mujer en México llamada Delicia Cojal Figueroa, luego de haber leído esta novela que supuestamente la había dejado un gringo olvidada en una silla de un parque, la leyó y al otro día después de terminarla de leer, llegó su yerno completamente borracho y la violó y luego la desfiguró con un cuchillo.

Charla Nash Una mujer de Connecticut, Estados Unidos, fue atacada por un chimpancé unos días luego de haber iniciado la lectura de esta novela terrorífica, quedando su rostro totalmente desfigurado.

Según algunos entendido en la materia, manifiestan que este es un acto del demonio porque está vengándose de hermen Polanski por haber pactado con él, haciendo que algunos de los sucesos que ocurren en la novela pasen en la vida real. Los datos son verídicos, pueden buscar en internet para que los vean.

¡Por favor, si valoran sus vidas no vayan a leerla!

Así comienza el primer capítulo de esta espeluznante historia maldita, de este libro de los infiernos. Por favor, pasen este correo para que si llega a vuestro país no sea leída por alguno de sus seres queridos.


CRISTINA
Por: Hermen Polanski

I
José Andrés caminó hacia la entrada del cementerio, no sabía por qué se encontraba allí, ni tampoco, qué era lo que lo empujaba a continuar. El sitio se encontraba oscuro y húmedo, y una densa niebla cubrió el lugar. José Andrés caminó por entre las tumbas hacia un árbol que había en el centro, donde al otro lado se divisaba a una mujer de espaldas, vestida de negro; que sostenía una vieja lámpara de petróleo.

La mujer volteó, tenía el rostro enjuto y las cuencas de sus ojos estaban vacías. Levantó con su mano huesuda la lámpara, y al verlo, lanzó un chillido espectral y flotó hacia él. José Andrés gritó aterrado, trastabilló por entre las tumbas hacia la salida, regresó a ver a la mujer fantasma que chillaba mientras estiraba su mano para agarrarlo; estaba muy cerca. Sin darse cuenta José Andrés tropezó con una piedra que sobresalía del suelo, cayó estrepitosamente, rasmillándose los brazos y las piernas. La mujer fantasma lo alcanzó.

— ¡José Andrés! ¡José Andrés! ¡Despierta!
— ¡Qué pasa, mamá!
— ¡Levántate, que irás a visitar a tu abuelo!




MAS ADELANTE DICE COSAS COMO


XI

Cristina tosió, por el sabor amargo del brebaje. Los ojos se le pusieron llorosos. Intentó vomitar pero no lo hizo, Fallmers le pasó un urinal metálico, ella escupió los restos del líquido amargo junto con saliva.

Fallmers salió de la habitación. Cristina miró hacia arriba, justo sobre su cabeza, una gran lámpara redonda con brazo metálico irradiaba una luz blanca, fuerte pero inofensiva. Miró el tumbado, había una gran mancha mohosa, que bajaba por uno de los rincones de las paredes hasta desaparecer en la baldosa. Le pareció ver con el rabo del ojo un bulto blanco. Regresó la vista pero no vio nada, pensó que podría tratarse del efecto de las luces. De repente, tuvo la extraña sensación de que la estaban mirando. Empezó a asustarse, una niña apareció parada en uno de los rincones de la habitación, dijo unas palabras inteligibles y desapareció enseguida. Cristina se quedó perpleja. La niña volvió a aparecer, esta vez más cerca, y desapareció. Volvió a aparecer y desaparecer enseguida, mientras se acercaba. No caminaba, flotaba. Al momento que repetía frases inteligibles. Mientras se acercaba, su rostro se iba tornando más diabólico. Hasta cuando llegó hasta Cristina, y ella pudo ver el rostro de la criatura más espantosa que había visto. El espectro lanzó un chillido aterrador y Cristina cerró los ojos y sus oídos. Abrió la boca para gritar pero ningún sonido salió.

MÁS ADELANTE DICE ALGO COMO:

Volvió a observar al médico y lo reconoció enseguida, era Fallmers, y no cabía duda que los pacientes “¡Eran los hermanos Branser!” El médico y sus asistentes parecían no verla. Las luces empezaron a titilar repentinamente, haciendo ruidos a lo que se apagaban. Ella se asustó mucho y se agarró de los barandales de sus costados. Miró hacia arriba y se dio cuenta que la mancha del tumbado seguía ahí, que la música había desaparecido y que la habitación seguía siendo como antes. Unos hombres se aparecieron, llevaban el rostro demacrado, y de sus dorsos brotaba un líquido asqueroso, espeso y amarillento, de olor fétido e irreprimible que caía al piso a borbotones.


¡CUIDADO AMIGOS NO DEJEN QUE ALGO MALO LES PASE A USTEDES Y A SUS FAMILIARES!
¡EL PRÓXIMO PUEDES SER TÚ! ¡PASA LA VOZ!



Tags: mujer desfigurada, novela de horror, supernatural, sobrenatural, fantasmas

Publicado por franzstephen @ 7:25
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios

Yo quiero un ejemplar!!!

Publicado por jose1969josep
Viernes, 18 de mayo de 2012 | 8:04